Noticias Fecha: 09/06/2014 - 12:36 Hs

Una sociedad en estado de sitio no puede ser feliz

Una sociedad en estado de sitio no puede ser feliz

“Una sociedad que vivió durante 35 años en estado de sitio no puede pensarse como una sociedad feliz”, señala el historiador Ignacio Telesca en esta entrevista acerca de la colección de libros publicada por El Lector y ABC.

Telesca es uno de los directores de la colección, que se titula “60 años del stronismo”, junto con Hérib Caballero Campos.

La colección no solo coincide con el aniversario de la llegada a la presidencia de Stroessner, sino también con el 25° aniversario del golpe que lo tumbó, el 3 de febrero de 1989. 

–¿Por qué una colección sobre el stronismo?

–Es importante convertir al tema del stronismo en objeto de estudio, como un período más de nuestra historia. Asumir la dictadura como tal con sus violaciones de derechos humanos, con las represiones, los asesinatos, los NN, los vuelos de la muerte, el Plan Cóndor. Asumir que ocurrió y que puede volver a ocurrir, como diría Primo Levi sobre el Holocausto.

–¿Hoy en día ya se puede hacer una historia del régimen stronista?

–Coincido con las expresiones del Dr. Hérib Caballero que es necesario comprender la herencia negativa del stronismo como el mbarete, la corrupción y la falta de institucionalidad. Estamos acostumbrados a ver los gobiernos con luces y sombras, con obras buenas y obras malas. Por ejemplo, se reconoce que hubo tortura, pero se lo quiere compensar con la obra de Itaipú. Sin embargo, no se puede abstraer el tema de la hidroeléctrica de la prebenda y la corrupción. La pregunta debería ser: ¿cuál fue el uso que hizo la dictadura del dinero que entró por Itaipú? Al margen de toda cuestión geopolítica.

–¿Era feliz y no lo sabía?

–Una sociedad que vivió durante 35 años en estado de sitio, salvo los días de elecciones, no puede pensarse como una sociedad feliz. Todavía se están desenterrando cuerpos de los cuales no sabemos sus nombres, nadie puede ser feliz en una sociedad que le niega el más elemental de los derechos en enterrar a sus muertos, a sus familiares, a seres queridos. ¿Ser feliz significa agachar la cabeza y obedecer?

–¿Por qué la gente debería comprar esta colección?

–Esta colección quiere ser un punto de partida para seguir investigando. No es, ni puede ser, la última palabra sobre el tema del stronismo. No es nuestra idea tampoco. Quizá la intención es que los padres y abuelos, o los familiares que vivieron esos tiempos, puedan conversar con las nuevas generaciones sobre un período que marcó decididamente y por desgracia la historia del Paraguay.

Fuente: Diario ABC Color - http://www.abc.com.py/edicion-impresa/artes-espectaculos/una-sociedad-en-estado-de-sitio-no-puede-ser-feliz-1239847.html

 

 

« Volver