Noticias Fecha: 14/01/2014 - 11:10 Hs

Economía Naranja, nueva oportunidad para hacer negocios con ideas

Tener una idea, trabajarla, desarrollarla y convertirla en un negocio, hoy puede convertirse en realidad. El crecimiento de la industria creativa en Paraguay genera cada vez más oportunidades laborales en nuestro país.

"Hacer negocios con ideas", esa es la consiga de un nuevo modelo económico que ofrece una salida laboral al sector que más necesita, el de la juventud.

Involucra a la cultura: cine, música, video, y por supuesto Internet, que va tomando adeptos de forma vertiginosa. Se denominada "economía naranja", engloba las industrias creativas y pretende intensificar y rentabilizar las ideas y la creatividad.

Para comprender sobre el negocio de las ideas y su proyección en Paraguay, Guillermo Ramírez, un joven visionario, emprendedor y que trabaja dentro de esta industria, revela más datos sobre el nuevo concepto.

 

- ¿Cómo evalúa el mercado paraguayo en cuanto a ideas de negocios?

- El mercado creativo acá es una industria novel, pero está creciendo y en movimiento. Es categórico que estamos quizás ante la mejor oportunidad de hacer negocios en Paraguay.

Hoy a nivel digital hay muchísimas oportunidades, pero no solo en ese sector, sino que a la hora de hacer negocios con las ideas. Por fin la gente se anima que su idea se transforme en realidades.

En el 2013 tuvimos por primera vez el Startup Weekend, donde los jóvenes se juntaron a crear empresas digitales. Transformaron en negocios sus ideas y hoy hay personas que ya están generando ingresos.

- ¿Qué hace falta para intensificarla?

- Creo que hace falta trabajar sobre ciertos marcos que permitan profesionalizar la industria de las ideas. Yo creo que todo va a ir para ahí. Primeramente necesitamos incentivar a las personas que están trabajando sobre ideas.

Paraguay se destacó por su economía agroganadera, y tus papás querían que seas médico o contador. Es hora de romper esos paradigmas dentro mismo de la familia.

Tenemos que poner plataformas para que la gente pueda comenzar a trabajar en las industrias creativas. Está buenísimo eso, porque por suerte ya está ocurriendo. Cada vez hay más productoras audiovisuales, tenemos espacios de teatro, e inclusive tenemos nuevas formas de expresión como el Stand Up, porque no hay que hablar solo sobre las ideas dentro del entorno digital, sino en todas las expresiones de la cultura.

Necesitamos generar un clima de ideas, instituciones fuertes, no en el sentido de más leyes, sino que se promueva la creatividad. Hay varios puntos sobre los que se pueden trabajar dentro del sector público y privado que van a permitir que las industrias creativas, esto que conocemos como la Economía Naranja, pueda explotar, pero para eso falta dar espacio a las oportunidades.

- ¿Cómo se encuentra Paraguay frente a los países vecinos?

- Argentina, Uruguay y Brasil tienen un mercado creativo impresionante. En Argentina el 3,9 de su economía está basada sobre industria creativa y en Paraguay el 3,3%, obviamente a nivel volumen eso es abismal. Nosotros no podemos ignorar que el mundo está generando oportunidades de negocio con las ideas, no podemos ignorar la consecuencia de eso. Necesitamos más gente que estudie diseño y programación. Los trabajos realizados en Caacupé con "Una computadora por niño" demostraron que si vos le das una oportunidad, los chicos te van a responder. El sector público debe modificar la malla curricular para que sea más fácil que un chico de 7 años pueda estudiar diseño y el sector privado que brinde oportunidades laborales para que cuando salgan del colegio ya puedan trabajar.

- Habló sobre la Economía Naranja. ¿De qué se trata y quién lo creó?

- La Economía Naranja es un nombre con el que se pretende aglutinar a todas las que antes se conocían como economías verdes e industrias de las ideas, es un nombre más 'marketero' que sale de un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El color naranja es el color del fuego, para los egipcios era el color con el que se pintaban los sarcófagos de los faraones, para la India es el chakra de la idea de los individuos.

Se juntaron los elementos para crear la Economía Naranja, que no es más que buscar estandarizar las industrias creativas alrededor del mundo. Estas industrias son el arte, música, teatro, cine, arquitectura, las industrias editoriales, videojuegos, social media, desarrollo web, son las economía que están basadas en generación de la cadena de valor a partir de una idea.

- ¿Cuáles son los beneficios de esta economía?

- Si vos explotás tu lado creativo y a la vez podés generar negocios con esto, vos estás generando cultura y valor económico. Además de eso, las industrias creativas generan oportunidades de negocios no solo dentro del núcleo, sino de soporte dentro de la comunidad, y es amigable con el medio ambiente, porque hablamos en muchos casos de industrias que se basan dentro de lo intangible como Internet.

- ¿Se pueden hablar de desventajas dentro de la Economía Naranja?

- Es muy difícil conseguir personas nuevas para que ingresen a esta flujo de negocios, porque no tenemos una mano de obra calificada. Cuesta mucho, cuando hacemos llamados a concurso para redactores creativos, programadores y desarrolladores móviles, recibimos pocos CV y los pocos que recibimos tenemos que hacer un poco de búsqueda bastante específica, y esa es una realidad y es triste porque las oportunidades laborales están. En el rubro artístico hay dificultad, por ejemplo hacer cine en el Paraguay, ya que es caro y la gente no está acostumbrada a pagar por el cine local.

Para el cineasta es más fácil conseguir fondos afuera. A nivel música la cosa está más pareja, pero vivir de la música es difícil todavía. Por suerte el público aceptó a la música nacional como propia. Mucha gente no hace la asociación de la cultura y economía, y en el medio lo que une son las oportunidades de negocio. Hace falta que más gente vea esa conexión y comience a explorar dentro de esa conexión.

- ¿Cómo es la retribución monetaria de los trabajadores?

- El mundo de la publicidad mueve bastante dinero, los sueldos están por encima del promedio frente a los otros servicios. Lo que falta es profesionalización para que la industria pueda intensificarse. Es una cadena de valor tangible, porque al final se termina con un servicio mejor ofrecido. Se podría pagar mucho más, es algo novel, está empezando recién.

- ¿El nivel de competencia de las empresas de ideas cómo se encuentra en el país?

- Hoy hay un nivel interesante de competencia entre agencias, todo el mundo está remando. La industria paraguaya, como Oniria, está ganando premios afuera, muchos están exportando sus ideas al exterior. Tenemos que hablar de pasos de ideas, mediante la Senatics podemos ver la posibilidad de exportar ideas, pero para eso necesitamos tener desarrollo local.

- Si se realizan bien los trabajos desde ahora, ¿en cuánto tiempo se instalará una buena Economía Naranja?

- Es difícil hacer predicciones económicas, pero si vemos los factores de crecimiento a nivel de país y entendiendo un poco cómo funciona el negocio de la idea, dentro de cinco años tendrá mayor peso dentro del Producto Interno Bruto y de la cantidad de personas que trabajan en el rubro de las ideas en Paraguay.

- ¿Qué aconseja a los jóvenes que poseen un proyecto?

- Si uno tiene una idea, lo primero que puede hacer es tratarla en serio. Ponerse el chip del empresario, no importa la idea que uno tenga. Tenemos que generar una cultura de empresarios jóvenes responsables con su entorno. Tratarla en serio a la idea, trabajarla, hacerla un modelo de como funcionaría. Si es una idea digital es más fácil transformarla en realidad, porque en una semana se puede tener un prototipo. Las condiciones están dadas.

DATOS DEL ENTREVISTADO

Guillermo Ramírez, es cofundador de la empresa digital Analógica, que funciona desde el 2012. Primeramente incursionó en el sector gastronómico y el servicio de las telefonías, luego pasó a los medios de comunicación (en radio Urbana y Monumental). En el 2010 decidió explorar las ideas que ofrecía Internet, y se inició como freelancer de varias empresas. Para el 2012, Analógica fue posible gracias a su alianza con Juanma Teixidó, Rodrigo Weiberlen y Camilo Guanes, estos dos últimos dueños de la empresa publicitaria Oniria.

Fuente: Diario Hoy - http://www.hoy.com.py/negocios/economia-naranja-oportunidad-de-negocio-para-los-jovenes-brillantes

 

 

« Volver